Que te rompan el corazón es lo mejor que te puede pasar. Agradece y sigue estos pasos…

El amor duele cuando no es correspondido; hay relaciones que no logran salir adelante y si esta fracasa se lamentan profundamente. Es complicado entender la verdad detrás de una ruptura, es difícil aceptar que se ha marchado esa persona con quien has tenido tantas experiencias, vivencias, y con quien se suponía había un compromiso y muchos planes a futuro. 
 
¿Por qué me dejó?, ¿Qué hice mal?, ¿Le faltó algo a mi lado?  Son las típicas preguntas que están en la mente de una persona a la que le han roto el corazón, pero no debemos dejarnos llevar por la ira y el resentimiento. Lo mejor es aprender de esto y pensar que no ganamos nada negando lo que ha pasado o culpando al otro por lo ocurrido. 
 
Hay que tener en cuenta que sufrir un desamor hace parte de la vida, del crecimiento personal, y que aquello que no nos vence nos dará la fuerza necesaria para seguir adelante. Recuerda que detrás de esa desgracia que parece no tener fin, siempre habrá una nueva esperanza. 
 
Toma en cuenta los siguientes puntos:
 
1. Has logrado sentir y darlo todo por alguien

Agradece todo lo vivido, pues aunque hoy tu corazón este sufriendo de un dolor que parece no terminar, en algún momento lograste sentir lo más puro y poderoso de este mundo. Quizás hoy te arrepientes porque piensas que no valió la pena, pues lo has hecho por la persona incorrecta. Pero en realidad es una experiencia que te motivó a lo largo de mucho tiempo, fue tu verdad y tu realidad.

Renunciar a todo eso no es una opción; no por la otra persona, sino por ti. Amar puede ser doloroso en estos casos, pues al final la desilusión quiere tomar todos esos lindos recuerdos. ¡Por favor, no lo hagas! No los borres, no permitas que tu mente se llene de ira. Recuerda lo bueno y aprende de lo malo, porque has sentido y vivido lo que muchos anhelan: un amor intenso.

2. Te das cuenta de quienes son tus verdaderos amigos

En los momentos más difíciles te das cuenta de quiénes son tus verdaderos amigos. Los que no temen apoyarte, ofrecerte consuelo y hasta regañarte de ser necesario. Esas personas son las que valen la pena, con los que vas seguir hablando y continuar viéndose aunque pasen los años.

Agradece a los que se van, pero aún más a los que se quedan, pues finalmente así sabrás quiénes serán las personas que te van a apoyar sin importar las condiciones. Las que no te critican pero te dicen la verdad sin rodeos, porque algunas veces para salir adelante es necesario un poco de amor con rigor.

3. Entiendes que el fin de esa relación es en realidad un nuevo comienzo

A pesar de que hoy veas la ruptura como una pérdida, con el tiempo sanarás y entenderás que en realidad es una segunda oportunidad. Tal vez no con la misma persona, sino con alguien mejor. Con una persona que sepa cómo corresponder y amarte como te mereces.

4. Mirar el desamor como aprendizaje, no como un castigo

Nunca te cuestiones “¿Por qué a mí?”, “¿Qué hice mal?” Cuando una relación termina es responsabilidad de ambas partes. Algo no funcionó, no hubo suficiente química, o las cosas simplemente no funcionaron, y puede dar mucho temor sentirse solo, abandonado y en ocasiones frustrado por el fracaso de la relación, pero aprovecha esta experiencia para aprender y mejorar.

5.  Vas a tener la oportunidad de conocerte y de saber lo que en realidad buscas

Empieza a enfocarte en lo que necesitas, en lo que te gusta y lo que quieres. Cuando te concentres en tus propios proyectos vas a ser capaz de liberar esa culpa y las cargas de la relación que ha fracasado. Después de la ruptura llega la reflexión. Algunas veces son necesarios estos tropiezos en el camino para encontrarnos con nosotros mismos y lo que buscamos en alguien más, pero siempre manteniendo expectativas realistas y con los pies sobre la tierra.

6. Aprendes a sanar,  a  levantarte y seguir adelante


Sanar es lo más difícil después de vivir este tipo de situaciones dolorosas, sin embargo sabes que eres capaz de levantarte. Quizás el golpe es duro al comienzo, pero después de un tiempo te das cuenta de que la vida continua, que nadie te va a esperar y, sobre todo, que puedes salir adelante a pesar del sufrimiento.
 
Sólo a través de las experiencias lograrás conocer lo que de verdad buscas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *